domingo, 30 de junio de 2013

Proverbio



..."Cuando bebas agua...recuerda la fuente."...






Reflexión: Debemos ser agradecidos de Dios en primer lugar, de las personas,
de  la vida...

sábado, 29 de junio de 2013

Frase célebre



..."El bosque sería muy triste, si sólo cantaran los pájaros
que mejor lo hacen."...




Rabindranath Tagore.

La Parranda de San Pedro




Es una diversión popular  religiosa que se celebra en honor  a San Pedro, en las poblaciones de Guarenas y Guatire del Estado Miranda. Consiste en un baile ritual con elementos, teatrales incorporados a la procesión que se realiza ese mismo día. La celebración comienza en la víspera de San Pedro con una serenata ante las puertas del templo de la localidad, a la mañana siguiente, la imagen del Santo es conducida desde la casa de algún devoto hasta la iglesia donde se efectuará la misa en su nombre. La parranda está integrada por los Sanpedreños, el Abanderado, los Tucusitos, los Músicos, el Cargador del Santo y María Ignacia figura principal del cortejo. La Manifestación se remonta a la época de la colonia, en la cual se cuenta que a una esclava llamada María Ignacia, se le enfermó  su hija Rosa Ignacia, que  estuvo muy grave, al borde de la muerte, María Ignacia en medio de la desesperación le pidió a San Pedro que le devolviera la salud a su hija y ella bailaría para él, poco después de aquella súplica, el milagro se realizó y la niña se curó, con toda la fe dio cumplimiento a la promesa hecha. Más tarde la promesante, un año cerca de la fecha del 29 de Junio, se enfermó y en su lecho, le pidió a su marido que pagara la promesa en su lugar, que usara su ropa y saliera a bailar y a cantar, desde ese día fue él quien pagó la promesa los años siguientes.
            De acuerdo a investigaciones realizadas por Domínguez (1990), el día 29 después de celebrar la misa en honor  a San Pedro, dan inicio a la danza, luego se dirigen a la jefatura civil, a la casa parroquial y después visitan diferentes lugares del vecindario, los más recónditos, en el recorrido cantan coplas laudetanas y danzan. La mayoría de las personas le obsequian bebidas y dinero en efectivo, finalmente se reúnen en una casa donde han preparado un comida típica llamada “Tropezón”. La música es interpretada por un conjunto conformado por dos, tres o más cuatristas que hacen la ejecución al ritmo de las maracas. El vestuario es variado, el Cargador del Santo se viste igual a los parranderos, es el que lleva la imagen del santo adornada con muchas flores. El abanderado, luce un sombrero de copa, pañuelo al cuello, paltó negro, pantalón y alpargatas, lleva una bandera con letras que identifica la parranda. Los Sanpedreños van trajeados de levita y pumpá, calzan cotizas de cuero, los Tucusitos, son dos niños que acompañan a María Ignacia en la parranda, se colocan en la cabeza un gorro bicolor (amarillo-rojo), llevan blusas con mangas largas y pantalones de los mismos colores, llevan en sus manos banderines de tafetán o papel de seda, el personaje central “María Ignacia” representado por un hombre vestido de mujer con una falda floreada, blusa de mangas largas, un sombrero de cogollo y alpargatas, lleva el rostro embetunado, simula estar embarazada, lleva una muñeca de trapo color negro la cual representa  a su hija “Rosa Ignacia”.
            Es importante resaltar algo muy importante de la Parranda de San Pedro que se realiza específicamente en Guatire, es el llamado encuentro de las Parrandas de San Juan y San Pedro, la cual se lleva a cabo el día 29 de Junio aproximadamente al mediodía, cuando casi de manera fortuita se encuentran las dos parrandas y se mezclan entre sí el resonar de los tambores de San Juan y los cuatros y maracas de los Sampedreños asimismo los cantos se oyen de manera simultánea y se confunde todo en un acto de fe y alegría, donde las imágenes de los Santos Pedro y Juan, en manos de sus bailadores, danzan, se saludan y al terminar este eufórico acto los Sampedreños y Sanjuaneros, se dispersan por sitios diferentes para continuar el recorrido hasta el atardecer con la esperanza de reencontrarse el año próximo.   

 Fuente: Columna Horizonte Cultural, Semanario NOTILLANOS- San Fernando estado Apure del 30 de Junio al 06 de Julio 2006.

Twitter: @Mariaauxig

viernes, 28 de junio de 2013

Día Nacional del Teatro.




           El día nacional del teatro se celebra el 28 de Junio para realzar que en ese día pero del año 1600, se solicitó por primera vez en Caracas la realización de una comedia. De dicha petición  aún se conservan  registros en el Libro de Acta del Cabildo de Caracas, de donde el historiador  Romero sustentó sus investigaciones referentes a los orígenes de la celebración, y por el que además concluyó que la fecha oficial se debe a un decreto (28 de Junio, 1978) del Presidente de Venezuela en ese momento el Sr. Carlos Andrés Pérez (+).

Es importante destacar esta efeméride, porque el teatro es la rama del arte escénico relacionado con la actuación que representa historias frente a una audiencia, usando una combinación de discursos, gestos, escenografía, música, sonido, utilería, y espectáculo. El teatro puede concebirse también como un género literario, que comprende obras para un público.
        
En esta fecha tan significativa para el arte y la Cultura, desde Horizonte Cultural se saluda y se enaltece la labor de las personas que se desempeñan en el ámbito teatral tanto a nivel nacional como regional, específicamente a los apureños Arriz Domínguez, Amilcar Castillo, Antonio Solórzano, Jhoanny Padilla, Yohanna Aranguren entre otros.



 María Auxiliadora Goméz

Twitter: @Mariaauxig

jueves, 27 de junio de 2013

Felicitaciones



...A todos los periodistas de mi querida Patria Venezuela hoy
en el día del Periodista, es propicia la ocasión para realzar la
loable y noble labor de estos maravillosos profesionales que
llevan la noticia e información a los lugares mas recónditos.


María Auxiliadora Gómez.




miércoles, 26 de junio de 2013

Rosalinda



Me voy con la tarde linda
recordando a la mulata.
Un soplo de brisa ingrata
de la copla se me guinda...
¡Se llamaba Rosalinda!...
Un romance del jagüey,
que en este llano sin ley
se prendó de mis corríos,
y entre amores y amoríos
me la robé de un caney.


Tenía los senos bonitos
como las rosas abiertas;
su voz en las cosas yertas
fue como el sol de los mitos.
Era apretada de gritos
cuando la tuve al encuentro;
pulpa de amor era el centro
de sus pupilas saltonas,
como las frutas pintonas
que dicen mucho por dentro.


Vino un joropo llanero,
se puso lindo el caney.
Yo jugué mi araguaney,
mi cobija y mi sombrero;
perdí todo mi dinero
-me quedé sin un centavo-,
y para sacarme el clavo
con los nervios amargados,
en la ley de un par de dados
se la jugué a un indio bravo.


Se amontonaron los peones
para ver quién la ganaba;
cada fibra me saltaba
de los soleados pulmones;
se ovillaron mis canciones
en los silencios ignotos,
y dije entre sueños rotos:
"voy jugando a Rosalinda",
¡y el dado en la noche linda
me devolvió mis corotos!...


Autor: Ernesto Luis Rodríguez, Poeta Venezolano.

El Zorro y el monito Saltarín




Es un cuento facilitado por Zárraga (1948), en el cual se narra lo siguiente: Un zorro se había comido casi todas las gallinas de una comarca. Sólo en un patio se oía el constante cacarear de estas aves y el alegre canto del gallo copetón. A pesar de que el zorro rondaba por esos sitios, no podía apoderarse de aquellos animales debido a que las paredes eran muy altas y también porque existía la vigilancia de dos enormes perros bravos. Sin embargo el zorro no perdía la esperanza de hacerse un sancocho de aquellas bullangueras aves de corral. Cierto día, el zorro paseaba por la montaña y observó con curiosidad a un monito que corría por entre las ramas, saltando de una mata a otra y trepaba con pasmosa habilidad. En ese momento se le ocurrió una idea. Se acercó al sitio donde estaba el simio y le dijo: ¡Tío Mono! Usted es un ser que tiene mucha destreza para subir a los árboles y dar saltos mortales. Ni los trapecistas más famosos de los circos lo igualan en tales virtudes. El monito saltarín, muy halagado creyendo que el zorro le estaba diciendo la verdad, replicó con jactancia: -¡Eso no es nada, Tío Zorro!... yo soy capaz de dar vuelta en el aire al saltar de una mata a otra y caer de pie. El zorro simulando asombro exclamó: -No me diga Tío Mono!..., y el mono para demostrar sus habilidades dio inicio a sus maravillosas maromas. El zorro, a pesar de todo aquello, le dijo secamente:
-Si es cierto Tío Mono, todo lo que me dice, pero… - ¿Pero qué?... Exclamó el Mono, a lo que respondió el zorro:
-Nada Tío Mono, nada. Estaba pensando que todo eso lo puede hacer usted en los árboles, pero creo que nunca en terreno liso. El monito saltarín, disgustado ante aquel desconfiado que ponía en duda sus facultades, manifestó categóricamente: -Escuche bien Tío Zorro, para mí no hay obstáculo ninguno en esta vida. El zorro aprovechó la ocasión para decirle: No es que dude de usted. Pero quisiera verlo trepar por las paredes lisas quedan a un gallinero que se encuentra a corta distancia de aquí. El mono entusiasmado afirmó: Eso es un paseo para mí, Tío Zorro.  El audaz zorro le dijo a su amiguito; del dicho al hecho hay muy trecho. Enseguida el monito le respondió, eso piensa usted, pero si quiere puede pedirme lo que esté al otro lado de esas paredes, y se lo traeré. Está bien tráigame una gallina, así comprobaré todo lo que me ha dicho. ¡De acuerdo compadre! Tío Mono lo espero en mí casa con la exquisita prueba y se dieron un fuerte abrazo…
Por la noche el simio, fue a cumplir con su palabra, saltó unas de las paredes de la mencionada casa, llegó al gallinero, al querer atrapar una gallina, esta comenzó a cacarear, despertó a los demás y a los perros; el monito al verse descubierto se escondió en un rincón del corral, allí lo encontró el dueño, quien creía que era el zorro y lo iba a matar con una escopeta. El mono le suplico que no lo matara y le contó los pormenores de su aventura y su ocasional encuentro con el zorro. El dueño de la casa al darse cuenta del engaño el cual fue sometido el visitante, lo invitó formalmente, le obsequió frutas y golosinas y lo aconsejo para que se desquitara de la mala jugada del malvado zorro. Desde ese día el Monito Saltarín vivió feliz en la montaña y aprendió a desconfiar de los bribones que abundan en el mundo…

Fuente: Columna Horizonte Cultural, Semanario NOTILLANOS- San Fernando estado Apure del 26 de Mayo al 01 de Junio 2006.

Twitter: @Mariaauxig