sábado, 8 de junio de 2013

El Calipso



            Es un baile colectivo, de parejas sucesivas e individuales. Se practica con todo vigor en la población de El Callao y Ciudad Bolívar del Estado Bolívar, en Güiria  del estado Sucre, especialmente en carnaval y ciertas fiestas patronales. También se ejecuta en Tucupita. Al respecto Domínguez  y Salazar (1969) sostienen que en la región deltana reviste características particulares ya que además de algunos de los instrumentos utilizados en otras regiones, varios músicos emplean varas de bambú y triángulos metálicos. De igual manera los autores mencionados afirman que el conjunto musical que integra esta danza es conocido con el nombre de “Steel Band”, que consiste en una batería de tambores de acero. Es importante resaltar que en el país se puede apreciar la presencia de otros instrumentos tales como el cuatro, campanas de cobre, y tambores de parche; sin embargo, los tambores metálicos constituyen los instrumentos principales. Los músicos los llevan colgando el cuello con una cuerda a manera de collar, hasta quedar al nivel de la cintura, dichos tambores se elaboran cortando los extremos de un barril metálico y a tales porciones se les hacen unas cuantas abolladuras de distintos tamaños, los cuales permiten producir diferentes sonidos. En ese mismo orden de ideas, las varas de bambú que se utilizan en Tucupita como instrumentos musicales constan de dos partes: a) Una grande de bambú de más o menos metro y medio de largo y doce centímetros de diámetro y b) Un pedazo de madera de cuarenta centímetros  de largo aproximadamente.        
            Específicamente en El Callao, en la danza participan hombres y mujeres, los primeros visten trajes de mineros, las damas ostentan un camisón largo de tela floreada que llega hasta los tobillos, se cubren la cabeza con unos pañuelos, calzan sandalias. Cabe destacar que dentro de esta fiesta  muchas veces se práctica el acto ritual del limbo. Los autores señalan que el Calipso ha venido desde la isla de Trinidad. Durante el baile y el canto se oyen versos  como los siguientes:

En el monte Calulé
que me dijo mi madre
en el monte Calulé
había muchos animales
Tra-la-la-la-la-la-la
Tra-la-la-la-la-la-la
Y dale con su faqui
Ñaqui qui ñaqui
Y dale con su faqui
Saqui qui saqui”


Fuente: Columna Horizonte Cultural, Semanario NOTILLANOS - San Fernando de Apure, del 26 de Enero al 01 de Febrero 2007.    María A. Gómez de Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario