viernes, 5 de julio de 2013

Los Trabalenguas


Conocidos también en Venezuela como quiebralenguas o destrabalenguas, muchos de ellos fueron creados durante la época de la Colonia.  Según la Real Academia Española son palabras o locuciones difíciles de pronunciar, en especial cuando sirven de juego para hacer que alguien se equivoque.  Domínguez, señala que son expresiones ingeniosas que se complican por anexión de grupos de palabras de difícil articulación; ya sea por el gran número de sílabas que la conforman, por la repetición de fonemas que comienzan o terminan cada frase o por la concatenación de vocablos que originan intencionales cacofonías. Veliz Meza, acota que son términos que hacen referencia a expresiones ingeniosas que presentan “trabas” para pronunciarlas y que la gracia consiste en que la persona que las diga se equivoque o simplemente no pueda terminarlas.  Al respecto Molina, sostiene que el trabalengua es una palabra o conjunto de palabras difícil de pronunciar que se utiliza como pasatiempo; ejemplo “donde digo digo no digo digo, sino que digo Diego”.  La filosofía del trabalenguas  es muy sencilla, se trata de repetir muchas veces el mismo sonido o sonidos muy parecidos o difíciles de combinar; asimismo son útiles para adquirir rapidez y precisión en el habla y a la vez sirven de juego y entretenimiento para ver quien pronuncia mejor y más rápidamente. Contribuyen a vocalizar y mejorar la dicción; incentivan a la creatividad. Los trabalenguas se han hecho para destrabar  la lengua “sin trabas ni mengua alguna y si alguna traba tu lengua, con un trabalenguas podrás destrabar tu lengua”. Otros causan impacto, como el que dijo una madre a su hijo:” si porque te quiero mucho, quieres que te quiera más, te quiero más que a mi vida. ¿qué más quieres? ¿quieres más?. Te amo tanto que si el salvarte fuera la muerte y el perderte tener vida, prefiero la muerte y salvarte, a perderte y tener vida”.  También existen algunos comunes: “tres tristes tigres trigo trigado tragaban en un trigal”. “Cuando cuentas cuentos nunca cuentas cuantos cuentos cuentas” y fácil aprender un supertrabalenguas: “el cielo está esternocleideomastoideado, ¿quién lo desesternocleideomastoideará?, el desesternocleideomastoideador que lo desesternocleideomastoidée  buen desesternocleideomastoideador será”. Cabe destacar que estas recreaciones populares  han sido traspasadas de generación en generación de manera oral, pero con el paso del tiempo, han ido sufriendo variaciones.
Cuando te sientas desmotivado, recuerda:

porque puedo puedes
porque puedes puedo
porque si tú puedes
yo también puedo”.

Fuente: Columna Horizonte Cultural, Semanario NOTILLANOS- San Fernando estado Apure del 16 al 22 de Marzo 2007.

Twitter: @Mariaauxig

No hay comentarios:

Publicar un comentario