miércoles, 15 de enero de 2014

Maestro:





Eres ejemplo de vida
que al hombre sabes guiar,
conjugas saber y mística
y enseñas a practicar
el deber y la justicia
y así la verdad escalar.


Eres un sol que iluminas...
cual un halo de cristal.
Maestro eres la meta
del tiempo que quiere triunfar...
Porque tú vences barreras
y la Fe sabes proclamar.


Ma...má, Ma...má...
Mamá, se escucha deletrear...
Primer sonido que al niño
comienzas a enseñar,
porque eres santo Maestro...
Por eso te he se cantar.


Eres un devocionario...
Contigo aprendí a rezar.
Maestro fue Jesucristo,
Él, sí supo predicar
para que el Santo Evangelio
pudieramos irradiar.


Maestro, fiel testimonio.
Hoy yo quisiera evocar...
Las enseñanzas que un día,
me incitaron a soñar...
para ser un hombre útil
y así la patria ilustrar.


Maestro, en este día
te vengo a felicitar:
porque tu labor es noble,
no se puede comparar;
Eres grande y generoso
Dios Padre te va a premiar.


Autora: María Auxiliadora Gómez.  SUBLIME LENGUAJE DEL ALMA (2002)

Twitter: @mariaauxig

No hay comentarios:

Publicar un comentario