jueves, 23 de enero de 2014

Vasallos de la Candelaria




Es una danza que se ejecuta con el objetivo de rendir culto a la Virgen de la Candelaria durante los días 2 y 3 de Febrero en la Parroquia Estado Mérida.
Según Domínguez y Salazar (1969) esta danza tiene su origen en una leyenda que suministró Colmenares (1956) donde se relata que hace mucho tiempo, una señora oriunda de Zumba, pequeño caserío que pertenece a Punta (La Parroquia) estaba barriendo y se encontró una tablita con la imagen de la Virgen de la Candelaria y unos danceros, tomó la  Virgen decidió guardarla junto a sus santos, pero cada vez que barría, volvía a encontrar la virgen en el suelo, se la llevó al párroco, quien la colocó en un sitio especial dentro de la iglesia, hasta que un día se dio cuenta de que la Virgen no estaba en su lugar y para mayor sorpresa, la señora había conseguido otra vez la imagen en su hogar y se la entregó al padre, el Sacerdote lleno de admiración y comprendiendo el deseo de la aparecida, se dirigió a la casa de la buena mujer, bendijo el sitio, dejó allí la Virgen y le ofreció que a partir de ese momento, cada año organizaría a un grupo de personas para que representaran la danza que estaba junto a su imagen en aquel pedazo de madera, desde ese día la Virgen no ha desaparecido más y ese es el motivo por el cual los vasallos danzan ante la puerta de la Parroquia donde se encuentra la virgencita milagrosa. Los autores antes mencionados afirman que esta devoción popular, también se conoce como “Danza de la Candelaria”, “Moros de la Candelaria”, “Negritos de la Candelaria”, “Danceros de la Candelaria”.         
La festividad de la Candelaria es muy popular en todo el país, porque es la fecha en que culmina el ciclo de la navidad, se recogen los nacimientos y se realizan las paraduras del Niño, pero la celebración se viste de un gran colorido en la Parroquia, Mérida gracias a los vasallos de la Candelaria.
   Urbina (1996), señala que el día 2 de Febrero se adornan las calles, las casas, el templo de la Parroquia y tanto los lugareños y visitantes se reúnen en la iglesia para cumplir con la misa, procesiones, pago de promesas, y también en la Bendición del Fuego de la Candelaria, al terminar los oficios religiosos, colocan a la virgen a las puertas del recinto sagrado, los vasallos entonan coplas a la virgen antes de comenzar el baile, es importante destacar que el baile que realizan los vasallos es alegórico a las faenas que realiza el campesino en la preparación y cultivo de la tierra y por lo tanto llevan el nombre de la Roza, la Siembra y la Cosecha. El día 3, los vasallos llevan a la virgen a Zumba, lugar donde apareció, realizan la ceremonia, bailan y regresen a la Parroquia, donde continúan la celebración en la casa del capitán, donde bailan la danza del palito, luego se encaminan hacia la plaza, para realizar el entierro del gallo. La música que acompaña las diferentes coreografías se toca con violín, cuatro, tambora, a los cuales se le suma el rítmico sonido de unos palos que los vasallos chocan contra el piso o entre ellos, y el golpe de una maraca, que cada dancero lleva en la mano derecha. Todos los danceros se esmeran en darle colorido y un toque personal a su traje dentro de un modelo general que consta de pantalón bombacho a la rodilla, blusa, capa y sombrero adornado.
Con la realización de este significativo baile, se reafirma una tradición colectiva que entrelaza el pasado con el presente para poder dibujar el futuro con un popular colorido.       
 

Fuente: Columna Horizonte Cultural, Semanario NOTILLANOS- San Fernando estado Apure del 13 al 19 de Abril de 2007.
 
    Twitter: @mariaauxig


No hay comentarios:

Publicar un comentario