Datos personales

Mi foto
Madrid, Madrid, Spain
Soy María Auxiliadora Gómez. venezolana, de profesión Dra en educación, estoy jubilada. Soy católica, creo en Dios Padre todopoderoso y en la Virgen María.Tengo tres hijas que para mi son mis más hermosas poesías: María Vanessa, María Patricia y María del Carmen. Amo la cultura el folklore, los refranes, el teatro, las danzas, la música, la pintura, la poesía, es decir el arte en todas sus facetas. Así mismo me gusta escribir cuentos, temas alusivos a la cultura, guíones de teatros, monólogos poesías; al decir poesías hago una pausa porque para mí la poesía es parte de mi vida, pues desde muy pequeña mi papá que hace tiempo está en el cielo me condujo a es mundo mágico y me enseñó a conocer, a convivir, a declamar y sobre todo a amar la poesía. Para muestra, soy autora de un libro de poemas titulado SUBLIME LENGUAJE DEL ALMA. En ese mismo sentido, en mi pueblo San Fernando de Apure escribía en una columna del Semanario NOTILLANOS que llevaba por nombre HORIZONTE CULTURAL. En honor a esa columna fue que hice este Blog en el año 2013 con el mismo nombre.

domingo, 8 de junio de 2014

Escamas de Cristal




Allá en las profundidades del imponente Río Apure, donde viven diferentes tipos de peces, que además de embellecer y darle vida a las majestuosas aguas, sirven de sustento y alimento al ser humano así como también a otras especies animales. Allá… en aquellas ciudades conformadas por muchos pecesitos.  Allá  en esas peceras naturales, entre tanta variedad, se puede ver, se puede apreciar un hermoso y brillante coporo que en las oscuras noches sirve de luz para guiar a los pescadores, todos los llaman escamas de cristal, porque sus escamas son diáfanas y traslúcidas. Es un pez muy lindo por lo tanto tiene merecido ese nombre tan precioso. Por sus características muy especiales es codiciado por los pescadores de la zona aledaña y también por los de otras partes lejanas. Todos querían atraparlo en sus redes; todos deseaban que mordiera la carnada  del anzuelo y así pasaban los días y los años y ninguno lograba la anhelada  hazaña, hasta que un buen día Don Ramón conocido popularmente “Don Moncho” preparó su canoa y todos los implementos de pescar, se despidió de su esposa y se fue, ya tenía perdida la cuenta de las veces que había ido, pero en esta oportunidad estaba decidido a pescar a tan especial pez, al coporo escamas de cristal.

            Don Moncho llegó al Río, se montó en la canoa y empezó a cruzar agua arriba y agua abajo, se escuchaba el caer de la lluvia, las luciérnagas iluminaban la noche que lentamente se acercaba, entonces cerró sus ojos y soñó que era un niño que pescaba en el Río Apure, lanzaba una y mil veces la red y era en vano porque al final de la faena tenía los mismos pescados de siempre, su sueño se prolongaba y en varias oportunidades convertía sus utensilios de pesca en signos de esperanza y así continuaba en su inmenso deseo; hasta que lanzó su chinchorro a las impetuosas aguas y atrapó gran cantidad de peces pero ¡Que alegría!  ¡Miren como brilla! ¡Miren como salta! Gritaba Don Moncho en su dulce sueño y muy sorprendido le decía a “escamas de cristal”. ¿Porqué te dejaste atrapar? ¿Dónde vives? ¿Quién eres? Y aquel lindo coporo escamas de cristal le respondió: Yo soy el sueño que tuvieron otros pescadores, el sueño que siempre te ha acompañado, pero claro tú fuiste constante en la lucha, propiciaste la ocasión, hasta lograr lo imposible, sabías que como adulto no lo alcanzarías, entonces soñaste que eras un niño y por tu valentía, ese deseo lo convertiste en una hermosa realidad… Don Moncho escuchó muy lejos hasta pronto amigo se despide “escamas de cristal” y debes siempre recordar que por tus ideales debes siempre luchar.   







Autor: María Auxiliadora Gómez
 Twitter: @Mariaauxig


No hay comentarios:

Publicar un comentario