lunes, 8 de septiembre de 2014

La Virgen del Valle


Llamada por los lugareños de la Isla de Margarita “La Muñeca”, “La Virgen Linda”, “La Virgen Bonita” y cuando quieren darle sabor con acento regional, le dicen sencillamente “La Virgencita del Valle”, la cual es la imagen más antigua de la virgen que recibe el culto de los venezolanos. Su veneración data desde el año 1530, cuando la efigie fue colocada en la Iglesia Parroquial de Nueva Cádiz en la Isla de Cubagua, ciudad destruida 11 años después por un terrible ciclón, posteriormente sus habitantes se trasladaron a la Isla de Margarita, específicamente al Valle del Espíritu Santo, donde construyeron en el año 1542 una capilla para la “Virgen Linda”, y desde entonces recibe el clamor y loa de los Orientales.
El día 8 de Septiembre de cada año, el amanecer nace primero que en otros paisajes, en el pueblo del Valle del Espíritu Santo, donde ese día al Virgen acerca su divina gracias a los devotos, quienes acuden de todas las comarcas de Margarita y de Venezuela entera a rendir merecido homenaje a la reina de los cielos a través de una misa solemne, procesión, juegos y bailes populares, se puede decir que la Virgen del Valle es casi real, le hablan, le cantan, le aplauden y además cuentan con una persona que se dedica a elegir su vestimenta. El Profesor Heredia, Cronista del Valle del Espíritu Santo la llama “La más tierna y dulce de las madres”; todos los pescadores la invocan antes de zarpar o lanzar la red: ¡salve virgen marinera!, porque según los Orientales fue traída por el mar, pero igual fervor le dispensa cualquier persona que invoque su protección: “virgen patriota” ¡ayúdame!, porque ella también participó en la Batalla de Mata Siete. Milagrosa es la “virgen linda” y sus milagros son tanto como la estrellitas del cielo. Se puede conocer el caso de un pescador de nombre Domingo, nacido en Punda, donde se crían los mejores hombres de mar.  Una vez que buscaba perlas en el fondo marino, fue alcanzado por una púa de una raya, la pierna se le ulceró y había de amputarla, entonces, la mujer de Domingo invocó a la “Virgen del Valle”, el pescador sanó y en pagó del milagro, le prometió obsequiarle la primera piedra que se encontrará, cundo fue al mar y apenas abrió las valvas de una ostra, halló una perla que reproducía con exactitud la forma de su pierna. Este es conocido como el milagro de la perla y se aprecia en un  galerón escrito por Jesús Marcano Villanueva.
Es importante la ocasión, para incentivar a las personas a visitar la isla y compartir con los Margariteños el amor y devoción a su “Virgen Bonita”, que es otra de las tradiciones fervorosas del pueblo Venezolano.
De acuerdo a informaciones suministradas por el  ing. Cárdenas, presidente de  la Corporación Apureña de Turismo (CORATUR) en el año 2004, la comunidad Sanfernandina y sus adyacencias tenian ya para aquel momento cuatro años celebrando dicha festividad, gracias a la iniciativa del Coronel (GN) Hernán Márquez, quien trasladó desde Margarita hasta San Fernando la imagen de la “Virgen del Valle”, en un avión piloteado por el mismo. La gruta fue construida con piedras traídas de diferentes partes del país.
Las actividades se realizan el 8 de Septiembre, dentro de las cuales se pueden mencionar: paseo fluvial y terrestre, misa oficiada por el Obispo de la Diócesis y se culmina con diversas manifestaciones culturales de la región.

Los pescadores y areneros del sector, han adoptado a la Virgen como Patrona de sus respectivas actividades.



María Auxiliadora Gómez
Twitter: @mariaauxig 

No hay comentarios:

Publicar un comentario