jueves, 15 de enero de 2015

Al maestro en su día.




Maestro en este día
te he venido a obsequiar
mi cariño inconfundible
porque te quiero agradar.
También traigo un ramillete
de poesía y cantar
y el esplendor de la luna
que al cielo hace brillar,
porque es grande tu esperanza
me ayudas a fantasear.


Tú ennobleces la enseñanza
con el piadoso deber,
vas cambiando los destinos
con entusiasmo y placer...
Los ruidos de la ignorancia
tienden a desaparecer
porque conviertes en mito
la obligación y el saber.
Aunque la Fe sea incierta...
El hombre aprende a leer.


Es impetuosa la obra
de guiar la juventud,
Tú vaticinas la dicha...
Das fin a la esclavitud...
Vas construyendo las metas...
En pro de la rectitud,
dejando una clara estela.
Hacia ti mi gratitud,
porque entregas alma y vida
con certeza y plenitud.




Autor: María Auxiliadora Gómez.  SUBLIME LENGUAJE DEL ALMA ( 2002)

Twitter: @mariaauxig

No hay comentarios:

Publicar un comentario