domingo, 1 de febrero de 2015

La Virgen de la Candelaria


El día dos de Febrero se celebra en casi todo el Territorio Nacional la fiesta de Nuestra Señora de la Candelaria.  En esta ocasión se realizan actos religiosos alternados con diversiones populares de acuerdo a cada una de las regiones. En cuanto al origen del nombre popular de la “Virgen de la Candelaria”, el Pan Diario de la Palabra (2007) reseña en el pasaje del Evangelio de San Lucas que se refiere a la presentación de Jesús en el Templo y a la Profecía de Simeón, donde se revela el verdadero significado de la fiesta, cuando el niño entra al templo en brazos de María su Madre y se lo entrega a Simeón, hombre justo y piadoso que esperaba la consolación de Israel y a quien el Espíritu Santo le había manifestado que no moriría sin conocer al ungido del Señor. Al tener al niño en sus brazos lo levantó y dijo: “Es la luz que alumbra todas las Naciones”. Por lo tanto la presentación de Jesús en el Templo es una fiesta de luz, inspirada en la noche de Pascua. Se inicia con una procesión de luz, y la liturgia invita a orar: “Oh Dios, autor y dador de la luz eterna infunde en el corazón de tus fieles la luz que no se extingue”. Actualmente la Virgen María es un símbolo viviente de la luz que sirve de ejemplo a los hombres… Es la Virgen de la  luz…es la Virgen de la Candelaria. En cuanto a la aparición de esta Virgen Arezt (1985) sostiene que fue encontrada en Zumba, (Mérida), en una forma de estampista por una viejecita de apellido Altuve, mientras barría, algunos dicen que ella la botó junto con la basura pero la Virgen se le apareció de nuevo en reiteradas oportunidades hasta que le hicieron una capilla, luego se dieron cuenta que en el fondo de la estampa se apreciaban unos danzantes y unos maraqueros, las personas interpretaron que la Virgen quería baile y música y Así se formó la cofradía de los danceros, después decidieron llevar la Virgen a la Iglesia de la Parroquia (Mérida) pero ella se volvía a regresar, hasta un día en que el Padre regañó a la Virgen, ella comprendió y desde entonces se quedó en la Parroquia. Cabe destacar que independientemente de donde se celebre en honor a la Virgen de la Candelaria se debe tener presente el interés colectivo y recitar en una sola voz la oración:        

Virgen Santísima María,
en tu advocación de la Candelaria
Madre de Dios y Madre nuestra
Que has querido mostrarnos
Tus grandezas y bondades
Con profunda fe acudimos a ti
Para reconocer lo fino de tu amor,
 Y pedirte confiadamente
Nos socorras por tu amor,
Divina e infinita misericordia,
Por nosotros tus hijos en esta vida
Y principalmente en los momentos
De nuestra muerte”

Amén.


Autor: Maria Auxiliadora Gómez   

Twitter: @mariaauxig

No hay comentarios:

Publicar un comentario