jueves, 27 de julio de 2017

Frases célebres.



... " En el rocío de las pequeñas cosas, el corazón encuentra su mañana y toma su frescura."...
Khalil Gibran.


                                                                            Twitter: @mariaauxig 

lunes, 17 de julio de 2017

Tito.


Tito es un personaje
... muy querido
y muy importante
de esta urbanización,
llamada Lomas del Este
otrora en su fundacion.

Es un hombre sencillo,
digno y trabajador.
se ha convertido en un ícono
quizá una representación
...en una leyenda viviente
en jolgorio y tradición.

Tito desconoce el cansancio
y trabaja con tesón,
y como todo llanero
es jocoso y bonachón,
su espíritu es chicharachero
y alegre como el folklore.

Hoy les quisiera contar
De Tito algo peculiar:
a Él nunca le falta
un sorbito de licor
Por eso jamás se sabe
cuando está sobrio el señor.

Pero... si se reconoce
en reiterada ocasión
que Tito siempre está ebrio
sumergido en el acohol
celebrando así la vida
Con sentimiento y pasión.


María Auxiliadora Gómez.


   Twitter: mariaauxig







domingo, 16 de julio de 2017

Salve a nuestra Señora Del Carmen.




Salve, Virgen pura, 
Salve, Virgen Madre, 
Salve, Virgen bella, 
Reina Virgen, Salve.
Gózate, María, 
Patrona del Carmen, 
Con las alabanzas 
Que dan tus cofrades.
Tu amparo buscamos 
Benigno y suave, 
Hoy los desterrados 
En aqueste valle.
Eres del Carmelo 
La Pastora amable, 
Que tus ovejuelas 
Das pasto suave.
A Ti, pues, clamamos 
Buscando piedades:
¡Ea, pues, Señora, 
No nos desampares!
Es tu Escapulario
La cadena grande
Con que se aprisiona
El dragón infame.
Vuelve ya a nosotros 
¡Oh piadosa Madre! 
Tus benignos ojos, 
Llenos de piedades.
Pues con tu defensa
Viven tus cofrades
Libres de peligros
Y de todos males.
Muéstranos, María, 
Benigno y afable, 
De tu puro vientre 
El fruto admirable.
Es contra el Infierno 
Tu poder tan grande, 
Que libras las almas 
De eternos volcanes.
Si, por nuestras culpas,
Penas a millares 
Merecemos todos,
Tu favor nos salve.
Y, si al Purgatorio 
Bajan tus Cofrades, 
Pedimos, Señora, 
Que al punto los saques.
¡Oh clemente! ¡oh pía! 
¡Oh cándida ave! 
¡Oh dulce María! 
Salve, Salve, Salve.

Devociónario Católico.



Twitter: @mariaauxig 






miércoles, 12 de julio de 2017

Oda al día feliz.




Esta vez dejadme ser feliz, 
nada ha pasado a nadie, 
no estoy en parte alguna, 
sucede solamente 
que soy feliz 
por los cuatro costados 
del corazón, andando, 
durmiendo o escribiendo. 
Qué voy a hacerle, soy 
feliz.
Soy más innumerable
que el pasto
en las praderas, 
siento la piel como un árbol rugoso
y el agua abajo, 
los pájaros arriba, 
el mar como un anillo 
en mi cintura,
hecha de pan y piedra la tierra 
el aire canta como una guitarra.

Tú a mi lado en la arena 
eres arena, 
tú cantas y eres canto, 
el mundo
es hoy mi alma,
canto y arena, 
el mundo
es hoy tu boca, 
dejadme 
en tu boca y en la arena 
ser feliz, 
ser feliz porque si, porque respiro 
y porque tú respiras, 
ser feliz porque toco
tu rodilla 
y es como si tocara 
la piel azul del cielo 
y su frescura.

Hoy dejadme
a mí solo 
ser feliz, 
con todos o sin todos, 
ser feliz
con el pasto 
y la arena, 
ser feliz 
con el aire y la tierra, 
ser feliz, 
contigo, con tu boca, 
ser feliz


Pablo Neruda.


Twitter: @mariaauxig

domingo, 2 de julio de 2017

Cómo llenarte soledad.

                                                                                                                                                                                                                                              Cómo llenarte, soledad,     
sino contigo misma...

De niño, entre las pobres guaridas de la tierra, 
quieto en ángulo oscuro, 
buscaba en ti, encendida guirnalda, 
mis auroras futuras y furtivos nocturnos, 
y en ti los vislumbraba, 
naturales y exactos, también libres y fieles, 
a semejanza mía, 
a semejanza tuya, eterna soledad. 

Me perdí luego por la tierra injusta 
como quien busca amigos o ignorados amantes; 
diverso con el mundo, 
fui luz serena y anhelo desbocado, 
y en la lluvia sombría o en el sol evidente 
quería una verdad que a ti te traicionase, 
olvidando en mi afán 
cómo las alas fugitivas su propia nube crean. 

Y al velarse a mis ojos 
con nubes sobre nubes de otoño desbordado 
la luz de aquellos días en ti misma entrevistos, 
te negué por bien poco; 
por menudos amores ni ciertos ni fingidos, 
por quietas amistades de sillón y de gesto, 
por un nombre de reducida cola en un mundo fantasma, 
por los viejos placeres prohibidos 
como los permitidos nauseabundos, 
útiles solamente para el elegante salón susurrado, 
en bocas de mentira y palabras de hielo. 

Por ti me encuentro ahora el eco de la antigua persona 
que yo fui, 
que yo mismo manché con aquellas juveniles traiciones; 
por ti me encuentro ahora, constelados hallazgos, 
limpios de otro deseo, 
el sol, mi dios, la noche rumorosa, 
la lluvia, intimidad de siempre, 
el bosque y su alentar pagano, 
el mar, el mar como su nombre hermoso; 
y sobre todo ellos, 
cuerpo oscuro y esbelto, 
te encuentro a ti, tú, soledad tan mía, 
y tú me das fuerza y debilidad 
como el ave cansada los brazos de la piedra. 

Acodado al balcón miro insaciable el oleaje, 
oigo sus oscuras imprecaciones, 
contemplo sus blancas caricias; 
y erguido desde cuna vigilante 
soy en la noche un diamante que gira advirtiendo a los hombres, 
por quienes vivo, aún cuando no los vea; 
y así, lejos de ellos, 
ya olvidados sus nombres, los amo en muchedumbres, 
roncas y violentas como el mar, mi morada, 
puras ante la espera de una revolución ardiente 
o rendidas y dóciles, como el mar sabe serlo 
cuando toca la hora de reposo que su fuerza conquista. 

Tú, verdad solitaria, 
transparente pasión, mi soledad de siempre, 
eres inmenso abrazo; 
el sol, el mar, 
la oscuridad, la estepa, 
el hombre y su deseo, 
la airada muchedumbre, 
¿qué son sino tú misma? 

Por ti, mi soledad, los busqué un día; 
en ti, mi soledad, los amo ahora.

Luis Cernuda.

Twitter: @mariaauxig