domingo, 16 de julio de 2017

Salve a nuestra Señora Del Carmen.




Salve, Virgen pura, 
Salve, Virgen Madre, 
Salve, Virgen bella, 
Reina Virgen, Salve.
Gózate, María, 
Patrona del Carmen, 
Con las alabanzas 
Que dan tus cofrades.
Tu amparo buscamos 
Benigno y suave, 
Hoy los desterrados 
En aqueste valle.
Eres del Carmelo 
La Pastora amable, 
Que tus ovejuelas 
Das pasto suave.
A Ti, pues, clamamos 
Buscando piedades:
¡Ea, pues, Señora, 
No nos desampares!
Es tu Escapulario
La cadena grande
Con que se aprisiona
El dragón infame.
Vuelve ya a nosotros 
¡Oh piadosa Madre! 
Tus benignos ojos, 
Llenos de piedades.
Pues con tu defensa
Viven tus cofrades
Libres de peligros
Y de todos males.
Muéstranos, María, 
Benigno y afable, 
De tu puro vientre 
El fruto admirable.
Es contra el Infierno 
Tu poder tan grande, 
Que libras las almas 
De eternos volcanes.
Si, por nuestras culpas,
Penas a millares 
Merecemos todos,
Tu favor nos salve.
Y, si al Purgatorio 
Bajan tus Cofrades, 
Pedimos, Señora, 
Que al punto los saques.
¡Oh clemente! ¡oh pía! 
¡Oh cándida ave! 
¡Oh dulce María! 
Salve, Salve, Salve.

Devociónario Católico.



Twitter: @mariaauxig 






No hay comentarios:

Publicar un comentario